Un gran ejemplo de un Emprendedor Millennials es el de Jordan Belfort, corredor de bolsa célebre por haber sido acusado y declarado culpable por manipulación del mercado de valores, lavado de dinero entre otros delitos relacionado con las altas finanzas. Su vida fue llevada a la pantalla grande de mano del actor Leonardo Di Caprio como Belfort, en donde muy independientemente de las excentricidades y excesos que nos muestra esta gran película, podemos ver varias lecciones que como Emprendedores Millennials son de gran ayuda para tener éxito como lo hizo el Lobo. A continuación les presentare 5 lecciones del Lobo de Wall Steet para los Emprendedores Millennials:

1- Hay que saber vender: Uno de los éxitos de Jordan Belfort dentro de Wall Street era su habilidad en ventas, ya que como lo pudimos ver en la cinta el Lobo era capaz de vender cualquier cosa, y es que para cualquier emprendedor es fundamental el vender y hay que entender que la habilidad para vender no solo se nace con ella si no que la podemos desarrollar, y es muy importante constantemente estar actualizado en estrategias para lograr vender con éxito ya sea nuestro producto o servicio que como emprendedores queramos lanzar al mercado.

2- Hay que ser líder: El Lobo no solo era un excelente estafador con un talento innato en ventas, si no que su capacidad de liderar a su equipo de trabajo era fundamental para que alcanzará el éxito que tuvo, es muy importante que como Emprendedores sepamos cómo llevar a nuestro equipo de trabajo al éxito que soñamos.

3- Haz lo que te gusta: Esto es fundamental para cualquier cosa que realices, y es que como lo hace Belfort, una vez que descubre que su pasión es ser corredor de bolsa, siempre busca estar realizando esta actividad y vemos que lo realiza con mucho entusiasmo y es lo que hace que el Lobo pueda lograr hacer cosas inimaginables para muchos.

4- Necesitas de un equipo de trabajo: Es importante siempre contar con personas que te puedan ayudar a cumplir tus metas así como lo hizo el Lobo, no eran las personas más calificadas las que escogió, sin embargo estaban motivadas y comprometidas con el proyecto lo cual hizo que se facilitara su aprendizaje y lograran llevar al Lobo al éxito.

5- Motiva y motívate: La manera en que el lobo motivaba a su equipo de trabajo era única, y es que esos discursos tan efusivos y llenos de energía hacían que todos sus trabajadores alcanzaran una motivación de sentir que podían hacer cualquier cosa, y pues lo hacían, y no olvidar su gran auto motivación la cual era el dinero que hace que Jordan Berlfort no se rindiera, y es que siempre tenemos que encontrar que es eso que nos motiva día a día a querer alcanzar nuestras metas y sobre todo como motivar a nuestro equipo para alcanzar el éxito que queremos.

“Durante años les he dicho… que nunca acepten un no por respuesta ¿verdad? Que sigan presionando, nunca cuelguen el teléfono, hasta que obtengan lo que quieren… porque se lo merecen” Jordan Belfort

Fuentes de apoyo:
http://www.puromarketing.com/13/19101/lecciones-marketing-negocios-lobo-wall-street.html
http://www.negocios1000.com/2014/01/lecciones-opinion-el-lobo-de-wall-street.html

Realizado por:
Natanael Santos.
Consejero Empresarial.